Archivo de etiqueta: Marcos Valencia

Aquellas pupilas

de

Su risa se abría como las alas de un cóndor y su mirada celeste parecía desaparecer en sus pupilas inmensas.

Algo en qué creer

de

¿Necesitamos más cosas en qué creer?

Un premio porque sí

de

¿Bob Dylan es el más importante poeta del 2016…?

Miel y Bencina

de

“…Lloré al no saber decir
que me moría de miedo,
porque a la mañana siguiente
quería estar ahí…, de nuevo….”

…y Dios hizo a la mujer

de

“…y Dios hizo a la mujer,
y con la mujer nació el día.
Y con ella hizo la luz,
y con la luz la alegría…”

Que no diga

de

“…Y juega, y que roza
sus dedos mi pelo,
y siento que vuelo.
Y siento que goza…”

Soberbia caída

de

“Era tan solo observarte,
mirar tus manos moverse,
Verlas bailar y atreverse
en mi cuerpo demolido.
Como aquel árbol caído…”

Sólo prometo…

de

“Si en tus sueños mi recuerdo te trae a mí con premura, entonces serás todo lo que quiero en ese momento…”

Sentar cabeza

de

¿De dónde viene el término “sentar cabeza”?

Una noche entre risas

de

Hay cosas entre el hombre y la mujer que se están perdiendo.

Negadores: te perdiste cuando…

de

Consejos para que nosotros, los hombres, no tengamos que decir nunca “tenías razón”.

De tu mano

de

La tristeza de encontrar una mirada familiar vacía de recuerdos.

Esa, tu piel…

de

Tantas manos sobre aquella piel…

Gracias

de

Tengamos más o menos relevancia por nuestras ocupaciones, siempre representar al país es algo digno y de mucha responsabilidad.

La chica de las frases

de

Una recepcionista, un profesor y una ventana abierta.

Mi crítica sobre “Tren nocturno a Lisboa”

de

La nota es todo un spoiler enorme, si la vas a ver, si de verdad la querés ver, entonces no leas esto.

Entre frutillas, gorriones y un aire acondicionado

de

Todos tenemos algo que vale la pena, pero algunos tienen una pena para hacer valer.

Presagio

de

Dos amigos se quedan atrapados en un ascensor con el más famoso clarividente de toda la tierra.

El escote de María

de

“…me desconcentro… entre el ruido de los bolígrafos y el escote de María…”

La Catacumba Literaria

de

La literatura ya no vive en los ámbitos académicos…