¡Più Avanti!

de

Cuando las palabras de otro nos mueven los sentimientos más profundos, vale la pena compartir y difundir.

¿Hasta qué edad somos jóvenes?

de

“Cuando se es joven, se es joven para toda la vida” Pablo Picasso

Todo paró y nació el amor… nació el amor

de

Un jueves cualquiera todo en el mundo se detuvo, todo se cerró… ahí él abrió los ojos.

El Mandato

de

¿Es sensual la inteligencia? ¿Para quiénes? ¿Para los inteligentes?

La invocación de Manuela Rosa

de

“Solicitó al gran santón que le dedicara un diablo personal, capaz de devolverle a su padre, el único ser que la amó y la entendió…”

¿Voto táctico o voto ideológico?

de

Y vos ¿cuál vas a elegir?

El placer de escribir

de

Cada uno encuentra asilo en diversos sitios y situaciones. Yo lo encuentro en las palabras.

El “gen egoísta” perfecto: El Peronismo

de

Teoría biológica evolutiva del peronismo

Dos años después

de

Cuando una mujer aprende a quererse, y regresa dos años después…

Se la dan de haikús

de

Los haikus de Monetti

Libro de la semana: “Las flores del mal” de Baudelaire

de

El primer Punk

La lealtad como base sublime de construcción política

de

Hay varias formas de construir poder político, pero sin dudas la lealtad es la única indestructible y perdurable en el tiempo.

El mercader del deseo

de

Playboy no va a publicar más mujeres desnudas. ¿Y qué va a hacer entonces?

Catarsistema

de

“El techo gime bajo el peso de las olas gigantes y emperdernidas. Todos miramos hacia arriba. Los pájaros tienen miedo.”

La Conspiración Barloa

de

Una conspiración corporativa de nivel internacional en el centro de Mendoza sale a la luz

El Pelirrojo

de

“No se animaba a darse vuelta y mirar la puerta de la estación. La gente ya no se escuchaba y todo estaba como antes, pero temía darse vuelta y verlo.”

Libro de la semana: “Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones” de Bukowski

de

Un libro desde el fondo de la sociedad

La máquina del tiempo

de

Un hombre viajando en moto por la ruta encuentra un misterioso artefacto en una vieja estación de servicio.

Los Nacimientos Celestes

de

“Prometen vírgenes e hidromiel, la paz eterna, sentarse a la derecha del Señor y un sánguche de mortadela y queso, con mayonesa, en una tortita raspada. Lo que es seguro, lo único verdadero es que vamos a mirar las flores crecer desde abajo, todos, ni uno se salva.”

La glicina

de

“Cualquiera que se apurase juzgaría de que aquellos dos no se amaban, pero yo no me animaría a la misma sentencia. Entre aquel hombre y aquella mujer no cabía un alfiler.”