¿Qué hizo Wally?

Por Juan Manuel Augusto

Wally, al parecer, es un personaje común y corriente en su mundo. Su entorno es una ciudad, que bastante se parece a la realidad. Púes hay oficios, personas de distinto tamaño, edad, sexo, etc. Pero la pregunta es: ¿Quién es Wally?

La acepción, y sin lugar a dudas, para un niño es un personaje de ficción, simpático, que interactúa con el lector. Se esconde, o simplemente está enredado en el trajín de la situación, y el niño lo busca, lo persigue, lo encuentra, pero el niño sabe que no termina ahí, Wally sigue el juego, con más páginas, más situaciones, más libros.

Ya un adulto, formado por la experiencia que el mundo le ha impuesto, por las marcas que la vida le dio; ya sea la maldad de quienes la practican, el poder, la tristeza, la injusticia, y así también las cosas buenas, quien busca la paz, quien practica el altruismo, la solidaridad.

Mi realidad me da que pensar deWally: ¿de qué se esconde? ¿huye? ¿Está prófugo? Pues nadie con la conciencia limpia se anda perdiendo entre la gente, página tras página, libro tras libro. Y como si fuera poco anda con un atuendo cuasi carcelario(por sino se habían dado cuenta).

 Puede que me equivoque, pero haciendo una analogía con nuestra vida diaria, me abstengode buenos pensamientos para con gente como él.

Políticos, sindicalistas, empresarios, barrabravas, piqueteros, sicarios, abogados, jueces y sus círculos íntimos que se enriquecen ilícitamente, abusan de su poder, entre otras cosas y trasmiten miedo constantemente para continuar en tal situación. Caminan entre la gente, sonríen como Wally. Sabemos que esconden cuestiones de distinta índole y hay quienes saben el qué, el cómo y el por qué. A Wally se lo encuentra, y se acaba el asunto. A estos se los encuentra, hay que acusarlos con fundamentos y luego los actores de justicia se encargan de impartir esta misma. Si fuera tan sencillo, tal como en el libro en cuestión, Argentina no tendría Wallys, sólo tendría gente, trabajando, paseando, contenta, niños jugando, en otras palabras una vida pacífica, alegre, feliz.

|En nuestro país, conocemos a los Wallys, sabemos que hacen y lo más importante, por qué son prófugos o perseguidos.Al igual que nuestro personaje, estas personas son protagonistas, Y a los protagonistas, nadie los señala porque sí.