Elio Musquini, el Elon Musk argentino

La cuenta regresiva concluye, el enorme cohete que en algunos años nos llevará a Marte enciende sus propulsores a toda potencia para hacer su primer test, todos los ingenieros y técnicos muestran nerviosismo, pero él no, Elio Musquini, genio, billonario, filántropo y el argentino más famoso del mundo junta sus manos, las pone bajo su mentón y espera.

Elio Musquini, también conocido como el “Cabeza” Musquini, nació un frio 28 de Junio de 1971 en Palmira, Departamento de San Martin, Mendoza Argentina, hijo de Gladys Pagni costurera y don Giacomo Musquini, técnico electromecánico que trabajaba para Ferrocarriles Argentinos. Los Musquini eran una familia particularmente ignota, el único Musquini que se había destacado en algo fue Carlitos “Manguera” Musquini, tio de Elio, que había llegado de jugar en la primera de básquet del Atlético Club San Martín.

El pequeño Elio dio señales de agudísima inteligencia desde temprana edad. Ya en segundo grado de la escuela Marcos Sastre no había ninguna maestra que pudiera seguir lo que el joven de mente inquieta les decía y se limitaban a ponerle un 10 felicitado con tal de callarlo. Elio fue abanderado para luego asistir al colegio Agustín Álvarez en la capital Mendocina. El eterno viaje en micro que tardaba en hacer el tramo Palmira-Mendoza en cinco veces más tiempo que lo que sus futuros cohetes tardarían en dejar un satélite en orbita era un placer de lectura para el joven Elio, devorando tanto libros de física, química, así como la novísima tecnología de la computación. A la edad de quince años ya había terminado el secundario, esta vez sin ser abanderado porque a pesar de tener un promedio de 9,98 siendo el mejor promedio del colegio, fue sancionado por partirle el asta de la bandera al Colorado Jiménez después que le dijera “Cabezón puto”. Elio Musquini empezó ingeniería civil en la Universidad Nacional de Cuyo pero abandonó en segundo año por considerarla “un bodrio atómico”. Se presentó a una beca para asistir a MIT donde en tres años se recibió con laurea cum laude como ingeniero y luego continua con una maestría en física aplicada.

9

Elio Musquini como abandera de su escuela en Palmira, esta foto le traería problemas en el futuro

El resto de la historia ya la sabemos todos, funda su primer empresa de soft que vendió a una fortuna para luego invertir todo en un emprendimiento de pagos digitales, “poniendo.com” la cual fue vendida a una fortuna exorbitante a una corporación norteamericana. Vuelve a la Argentina, se instala en Puerto Madero y se dedica a la joda por unos años, la joda le pega mal. Vedets, merca, faso, alcohol, mucho Pacha, mucho Cocodrilo, mucho todo…luego…se encierra en su casa y desaparece por meses.

2

Elio en Cocodrilo con su amigo Diego Maradona

Luego de salir de una profunda depresión que lo aquejaba hace una declaración para todos los medios del mundo… “Basta de joda, una inteligencia como la mía debe ser puesta al servicio de la humanidad, voy a hacer las empresas más copadas del mundo mientras me lleno de guita, pero esta vez en serio, no culiandome a los boludos de ebay como hice la otra vez, llevaré el hombre al espacio de nuevo, ayudaré a la humanidad a dejar los combustibles fósiles y haré un tren al vacio bajo tierra que una Mendoza con Buenos Aires y La Quiaca con Tierra del Fuego”.  

6

Elio con su ex novia la China Suarez. Elio es la única persona en el país que come mejor que Nicolás Cabré

Funda Mosconi Motors, empresa con autos eléctricos deportivos que son furor en todo el mundo, menos en la Argentina del Modelo, donde se atraviesa una crisis energética enorme, el jefe del ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios obliga a las estaciones de servicio a no cargar más Mosconi Sport porque si no se apaga toda la Argentina. La empresa tiene una serie de problemas sindicales, el más importante seis muertos en su planta por un enfrentamiento a tiros entre la FATLyF  (Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza) y los muchachos de SMATA (Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Auto), porque para ambos sindicatos les correspondían las jugosas cargas sindicales del monstruo corporativo. Elio Musquini despide a todo el personal de su planta y los remplaza con líneas robóticas chinas de ultima tecnología, que tuvieron que pagar una tasa de importación del 12000% por la “ley de defensa de la obsolescencia laboral” que pena cualquier tecnología que su eficiencia atente contra la contratación de personal, dicha ley fue promulgada y aprobada 48 horas antes que la maquinaria china llegue al puerto de Buenos Aires. Ambos sindicatos dejan de pelear para bloquear las entradas de la fabrica de Mosconi Motors. El problema se arregla cuando el Cabeza Musquini pacta con los jefes de ambos sindicatos que no contratará personal alguno pero que los robots pagaran cargas sindicales, 50/50 para cada sindicato, los gremios aceptaron. El ministerio de trabajo no acepta el trato, pero luego de días de negociación es aceptado bajo la condición que la base de operaciones de su proyecto más ambicioso, la empresa de vuelos al espacio EspaciAR  se haga en Tierra del Fuego.

7

Elio como jurado en el Bailando, los chistes de cabezones sonaron toda la noche

Salta un escandalo cuando en un informe de Lanata sale que los lideres de ambos sindicatos tenían media docena de Mosconi S, el nuevo auto furor de la empresa.  

Fracasa el proyecto “La Gran Granja” proyecto de generación fotovoltaica, Musquini planea la construcción de una planta de 500 MW en un terreno de 1.500 hectáreas de su propiedad  en el desierto de Lavalle en Mendoza pero debido a un recurso de amparo presentado por una jueza en defensa de los derechos de la comunidad huarpe no puede avanzar. Los demandantes son el cacique Carlos Frantoni y Nahuel Lopez. Frantoni es rubio y mide un metro setenta y fue concejal por el PJ, en una entrevista con Elio llega con plumas en la cabeza, le dice “jao” para saludar y luego le dice “escúchame Cabezón, pásame un par de palos y lo arreglamos”, terminan a las trompadas. Elio es demandado por lesiones y apología al genocidio de los pueblos originarios. Musquini cancela el proyecto y dona el terreno a la comunidad, los huarpes hacen una cooperativa para hacer dulces artesanales de melón que se funde a los seis meses.

5

Elio invitado a la Fiesta Nacional de la Vendimia, en el palco oficial.

La base de lanzamiento en Tierra del Fuego es el peor lugar estratégico de toda la Argentina por su distancia al ecuador lo que incrementaría los costos de despegue en un 20%, pero esa diferencia se le da en forma de subsidio a EspaciAR para emplear gente en la provincia austral. Obviamente parte del subsidio viene del impuesto a los autos electricos, de los cuales la única fábrica argentina es Mosconi Motors, el resto del impuesto va a subsidiar a las empresas de autos a combustión para mantener empleos ante la presión de los sindicatos por “el proecupante avance de los autos a energía electrica”. Esto hace que el auto eléctrico cueste el doble en argentina que en el resto del mundo.

10
“El Cabeza Musquini siempre fue un fracasado, era malísimo al futbol y no levantaba ni una mina” declaró Rodrigo Bermudez, ferretero.

EspaciAR es un éxito, no solo subió los satélites argentinísimos Nahuel I, Nahuel II, Arsat I, II y MilaneSAT al espacio sino que de todos los países del mundo traían satélites para mandar al espacio. El gobierno saca un “impuesto al uso de la soberanía aeroespacial argentina”, las empresas de todo el mundo dejan de venir a Argentina y optan por Cabo Cañaveral o por el Cosmódromo de Baikonur en Kazajistán. Elio abre su propias bases en el exterior, una en Mo’orea pequeña isla del Océano Pacífico y una en Georgia. Elio Musquini es tratado de vendepatria en varios medios televisivos y pasquines tipo Página 12. Horacio Verbitsky saca una nota en la que indica los vínculos de Elio Musquini con la dictadura, dichos vínculos son una foto de Elio a los  diez años como abanderado en su Palmira natal junto al Brigadier Cornelio Videla, primo lejano de Jorge Rafael Videla. Los ataques cesan cuando EspaciAR se compromete a hacer desde Argentina el paso más agresivo de su historia, la conquista de Marte. Presenta su nuevo cohete, el Falcon Heavy, pero tuvo que ser cambiado a CPM Cargo (Cohete Padre Mujica) debido a interminables manifestaciones de partidos de izquierda que decían que el nombre del cohete Falcon aludía al nefasto Ford Falcon y era una provocación a los familiares de desaparecidos en la dictadura. CPM Cargo fue denostado en la prensa por tener un nombre aburrido, por lo que lo pasaron a llamar “cariñosamente” Barrilete Cósmico.

El proyecto “Veo Rojo”, la conquista de Marte, comienza a plasmarse en el sur argentino. Hay mil versiones conspirativas en internet, una más ridícula que la otra, las que más se destacan son en la que Elio Musquini en realidad trabaja para los ingleses y los “yanquis” para llevarse “nuestros recursos”, otros que trabaja con “los judíos” para traerlos en cohete y terminar de hacer el “Plan Andinia”.

En un programa radial una diputada le increpa a Elio sobre los rumores de que se “quería llevar nuestros recursos” particularmente el agua a otros países, Musquini respondió ofuscado diciendo que ese rumor era una locura, que el no tenía planes ocultos, y que además la idea de que alguien quiera robar agua en cohetes espaciales era lo más estúpido que había escuchado, que llevar un bien tan económico como el agua en misiones que cuestan decenas de millones de dólares era una imbecilidad. La diputada le presentó ese mismo día una demanda por violencia de género por haberle gritado y llamado estúpida. Musquni es asesorado por sus abogados, pide disculpas en público y promete un cupo de 50% de mujeres en la base de EspaciAR. No puede cumplir con la promesa porque EspaciAR emplea a la totalidad de los ingenieros aeronáuticos de la Argentina y al 70% de los egresados del Instituto Balserio, y el porcentaje de mujeres en ambas carreras es menor al 20%. Le presentan una demanda por promover la brecha salarial y el patriarcado…Elio Musquini tiene que traer trescientas ingenieras de Chile, Brasil y la India para poder cumplir el cupo.

3

Elio cumpliendo la promesa que si zafaba de la demanda de violencia se comía un asado entero.

Otro altercado a tiros, dos muertos, esta vez en EspaciAR, entre el sindicato de Sindicato De Choferes De Camiones Y Afines y APTA (la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico) por meter al personal dentro de sus sindicatos. La excusa de Moyano, titular de Camioneros fue “como estos cohetes llevan carga, son como camiones con alas [sic] y eso entra en la palabra afines”. Pactan que el personal sea de APTA con la condición que todos los equipamientos importados (97% del CPM Cargo) vayan al puerto de Buenos Aires en vez del lógico puerto de Ushuaia, y que el transporte por tierra se hará en camiones.

Al CPM Cargo se le exige que certifique IRAM, la certificación debe ser hecha por técnicos del INTI, consta de un relevamiento que es un Word de 300 páginas copiado y pegado de un informe hecho a una enlatadora de tomates. Tambien se le indicó que tenía que hacer un estudio de impacto ambiental llevado a cabo por el CONICET, fue aprobado bajo la condición que no pase por territorio sagrado Ona, el cual es una incógnita ya que no queda ningún Ona. Se le exigió a EspaciAR hacer un estudio antropológico con dos docenas de sociólogos para indicar cual era el territorio sagrado ona que terminó siendo todo Tierra del Fuego. La ANAC asesorada por el CONICET aprueba un pedido de excepción bajo la condición que los propulsores secundarios se llamen Mahuin y Yoppen (palabras para “allá y “amigo” en Ona), Elio Musquini acepta desde una videconferencia mientras maneja su Mosconi S por las calles de Mónaco.  

Luego se le exigió a EspaciAR pagar tributación a los combustibles contaminantes, un senador pasa un papelón en pleno programa de Intratables cuando increpaba a Elio de contaminar y el excéntrico millonario le responde que el residuo de los cohetes es agua, ya que son de combustión de hidrógeno, el sonidista hizo un ruido de inodoro cuando Musquini lo dijo.

4

Elio en Intratables explicando como se hace un buen mate, el agua es del propulsor del Barrilete Cosmico para demostrar que no contamina.

Aparece otra conspirativa versión por las redes, esta a favor de Musquini, que en realidad el CPM Cargo es un misil balístico y que la idea es atacar las Malvinas y recuperarlas, halagan la viveza criolla de Elio.

El proyecto se hace cada vez más caro, le ponen tasas altísimas a las importaciones de todos los componentes importados del Barrilete Cósmico. Elio Musquni para conseguir fondos se asocia con Mark Zuckerber. Zuckerberg es acusado de querer venir a la argentina a robarnos los recursos…por yanqui…y judío. Los rumores de conquista o robo de recursos desaparece cuando Musquini y Zuckerber dan a conocer su ambicioso proyecto SatelitAR, un sistema de satélites para proveer internet satelital gratuita. La CAPPI, Camara Argentina de Pequeños Proveedores de Internet muestran “preocupación” por los despidos que generaría la internet gratuita y piden un subsidio.

Llega el día del lanzamiento! Pero este se atrasa una semana debido a que el personal asociado al APTA para las instalaciones exigiendo la apertura de paritarias y ponerle fin a los sueldos de hambre, el operario promedio de APTA gana $340.000 por mes.

Llega el verdadero día del lanzamiento, el presidente toca el botón de ignición remota, el CPM Cargo se eleva por los aires, etapa 1 completa….caen los propulsores…etapa 2…completa…se abre el habitáculo…el auto electico Mosconi Sport lentamente avanza hacia marte con Pocho adentro…para sorpesa de todos el dummy tiene los dedos de viva Perón, mojada de oreja de los muchachos del APTA al presidente y a Musquini, se escucha “y voló voló” de Rodrigo el potro Cordobes en los parlantes y en los televisores de todo el mundo…la gente festeja, Elio festeja, en todo Argentina la gente baila, salta y canta “el que no salta es un ingles”