EL Alien Peronista

Luego de meses de letargo y no escribir en Ropa Sucia me he visto en la obligación de hacerlo gracias a la nota “Por qué soy peronista” de mi amigo Martin Rumbo. Mi respuesta a ¿Por qué no soy peronista? siempre me costó contestarla, pero al fin tengo una respuesta, el peronismo es un monstruo, por eso no soy peronista.

Mi opinión sobe el fascismo argentino, o sea el peronismo, es bien clara, me parece el movimiento más nefasto, corrupto y dañino de la historia argentina. No solo hace daño económico, ese sería el menor de los problemas, sino que es una filosofía basada en la lucha de clases y la necesidad de polarizar la sociedad (oligarcas / pueblo, gorilas / peronistas, argentinos / yankis).  Este concepto lo tuve siempre, de por si lo mamé en casa, Pero a los años lo termine de confirmar al estudiar bien a fondo “el movimiento” para mi novela El Imperio de los Tecnoperones. Luego de este libro y su relativo éxito mucha gente se ha acercado a preguntarme ¿Qué es el peronismo para mi? Cosa que siempre me costó explicar, ya que es casi imposible. El peronismo es algo terriblemente amorfo y cambiante: partido político, movimiento social, una pasión, casi una religión. Es un fenómeno único en el mundo, en el que uno tendría que tomar de varios fenómenos políticos para hacer algo que ni se le acerca, tiene la estructura de poder enquistado como el PRI mexicano, tiene una lógica similar a los grupos baath de medio oriente, y obviamente tiene las raíces del fascismo italiano.

Este ente no es así por casualidad, tras la derrota del Eje en la segunda guerra mundial las potencias se dividían a los científicos de Reich fallido, científicos especialistas en cohetes como Wernher von Braun, genio alemán creador del Cohete V2, fue el desarrollador de las misiones Apolo y quien llevó a los norteamericanos a la Luna, el genio de Manfred von Ardenne les dio a los soviéticos la capacidad de desarrollar su bomba atómica. Como la Luna o el átomo son poco para nosotros, los argentinos nos trajimos a los criminales de guerra y a los especialistas en propaganda política (que si en algo fueron buenos los señores estos de las dos eses fue en lavar la cabeza de un pueblo entero). Perón trae a los discípulos de Goebbels que sumados a seres siniestros como Raúl Alejandro Apold, y en un futuro a Lopez Rega, más la fascinación natural de los argentinos por sus líderes mesiánicos dieron como resultado un ser social llamado peronismo. El ente parasitario con mayor éxito en la historia occidental. Este ser se alimenta de una sola cosa, del poder, pero tiene diversidad de huespedes.

Es bien sabido que Perón no podía tener hijos, y como en una película futurista clase b, estos científicos junto al líder crearon una abominación que fue su legado. La creación ideológica viviría en modo de parasito en el cerebro todos los descendientes que daría este bendito país haciéndoles creer un sueño de dignidad e importancia, mientras el ente parasitario se llevaba la acumulación de la riqueza de sus huéspedes. Al día de hoy millones de argentinos piden a gritos se inoculados con peronismo para que les den un sueño de progreso e importancia. Pero al ser un mundo cambiante y un pueblo ciclotímico los científicos hicieron algo formidable, crearon un ser adaptable a todo: Sueños de justicia Social, igualdad de derechos, empoderamiento de los desprotegidos, estatizaciones, privatizaciones, liberalismo económico, proteccionismo son las herramientas que el ser usa para mantener el poder y mantenerse en la cabeza de la gente y subsistir.

Alguna vez espero llevar adelante una película basada en El Imperio de los Tecnoperones, sería una buena película de acción postapocalíptica, siempre había pensado en George Miller, director de Mad Max, como el director ideal, pero luego de ver las complejidades evolutivas llevadas adelante por Scott con la saga Alien, he cambiado de opinión, ya que no le tendría que explicar que es el peronismo, ya que lo más cercano que existe al peronismo no es el mundo postapocalitpico de Miller sino los xenomorfos de Socott…el peronismo es Alien.

Alien el octavo pasajero me parece una obra maestra que inaugura un genero de cine, y me hizo cagar de miedo de chico. Alien II me parece aun superior a su predecesora siendo uno de esos pocos casos que la secuela supera al original, Al día de hoy pienso que Ellen Ripley, fantásticamente interpretado por Sigourney Weaver,  es uno de los mejores personajes de acción interpretados por una mujer que jamás haya visto.

Una de las claves de la saga es la genialidad salida de la enfermísima mente Hans Rudolf Giger, artista plástico suizo al cual una serie de traumas, golpes, y vaya a saber que otra herida emocional infantil le dejó un cerebro capaz de crear los peores monstruos imaginables por un ser humano, el xenomorfo de alien, pero así también el monstruo de Species o de uno de los mejores juegos de la historia, Darkseed. Sus monstruos así como sus escenarios arquitectónicos siempre se basaron en la biología y en lo orgánico: tendones, huesos, baba, etc.

En su saga inicial los xenomorfos son mostrados como unos animales más malos que la ruda, son bichos fuertes, rápidos , ultra violentos, con una adaptación al medio gigantesca y para sumarle hijadeputez en vez de sangre tienen un ácido orgánico que disuelve el metal . El xenomorfo tiene una etapa larvaria, que es la que busca el huésped después de salir de un huevo, luego una tiene una etapa parasitaria, y después de nacer…rompiéndole el pecho a su huésped…se transforma en el bicho de mierda que hostigó a Ripley repetidas veces.

A partir de los 2000 vinieron las mierdas Alien vs Predator y su seguidilla de porongas en las cuales Scott ya no participaba por lo que para mi no pertenecen al mundo Alien, son casi spinoffs de pésima calidad. Pero después de Prometeus, película de por más vapuleada pero que a mi me gustó mucho, ya con Ridley al volante, la saga toma ribetes filosóficos y de antropogenensis sublimes. Esto se completa aún más con su última versión, Alien Covenant, la cual es BUENISIMA. Esta última entrega llena un montón de espacios que habían quedado vacíos en la saga sobre la línea de tiempo y sobre todo sobre el origen y lógica evolutiva de los xenomorfos.  En esta segunda parte Prometeus – Convenant se suman Los Ingenieros, seres extraterrestres avanzados y antiquísimos (los creadoes) , y al mismo tiempo, hacen un virus que puede aniquilar todos los seres vivos de un planeta (los destructores).  Como dije Los Ingenieros creaban vida, pero también veían la necesidad de destruirla en caso de que esa vida amenazara con destruir al planeta que la alberga o llegara a representar peligro para los Ingenieros.

Este virus es el origen de los neomorfos, que después se transforman en xenomorfos. Sin spoilear, estos señores, los ingenieros, hicieron un ser capar de adaptarse a cualquier ser vivo, parasitando en este y haciendo un híbrido letal y asesino. Ahí viendo esa hermosa arquitectura de la destrucción fue que decidí que Scott tiene que ser mi director, el peronismo es un xenomorfo, ya que cada hibrido que hace de otra cosa es un entre más destructivo:

  • Peronismo + derecha: Triple A
  • Peronismo + izquierda: Montoneros
  • Peronismo + liberalismo: Menemismo
  • Peronismo + progresismo latinoamericanista: Kircherismo
  • Peronismo + caudillo local: peronismo regional feudalista
  • Peronismo + intendentes conurbano: Los barones

Y al igual que los xenomorfos el peronismo desaparece, solo momentaneamente, cuando se han terminado los huéspedes (o el capital).

Perón llegó a ver el poder destructivo de su invención, pero al igual que en la película o también como en Frankenstein de Mary Shelley se dio cuenta que era demasiado tarde, porque la verdadera génesis de un monstruo no es cuando nace, sino cuando ya no necesita a su creador.

Como en las últimas imágenes de toda película taquillera se deja un final abierto para una posible secuela en la cual el monstruo vuelve, aún nos falta ver la abominación de la hibridación de la Santa Iglesia Católica con el Peronismo…

 

Respuestas anticipadas: No, Perón no inventó los derechos laborales, No, Perón no inventó las vacaciones pagas, no,  Perón no mejoró los niveles de educación ni aumento de forma considerable el sueldo de los operarios, vayan y estudien, Perón lo único que hizo fue fumarse el capital acumulado de la octava potencia del mundo y con eso darle vida a un monstruo.