Enfermedad Terminal

Gabriel sale del pensamiento que lo tenía abstraído para tomar un mate que ya está frío, solo pone cara de resignación por este pequeño inconveniente insignificante que se suma a un largo listado de lo que está pensando y sintiendo todo el día. Lo que él creía duradero, casi eterno al final era frugal y efímero, todo se va y no puede hacer nada, tantos años se irán como arena entre los dedos…él lo sabe…Gabriel sufre de algo…Gabriel ha sido diagnosticado con progresismo nac&pop…y el fin está cerca. Pero Gabriel, el chico nac&pop, no está solo, es uno más de miles que sufren.

Gabriel, y los demás diagnosticados, últimamente está muy verborragico y su retórica un poco violenta, sus amigos más cercanos comprenden la situación y le perdonan los arrebatos porque saben que el fin se acerca y que Gabriel está en la etapa de la ira del modelo Kübler-Ross, comúnmente conocido como las cinco etapas del duelo, etapas que sufren los pacientes con enfermedades terminales.

Las etapas son:

1. Negación
2. Ira
3. Negociación
4. Depresión
5. Aceptación

Gabriel y los demás chicos Nac&Pop ya pasaron su etapa de negación, en la que vociferaban que el gobierno llegado el 10 de Diciembre de 2015 eran boludos, se reían del nuevo presidente y de sus seguidores, eran una enfermedad “se iba a ir” y decían para si mismos “Vamos a volver” (vamoavolvé). Como todas las personas diagnosticadas con una enfermedad terminal no podían relacionar su estado real con su estado imaginario, se sentían vigorosos y sanos. El “yo me siento bien, esto no me está pasando a mi” se vio hasta hace unas pocas semas en la frase de otro diagnosticado, Emilio Pérsico … “Nosotros somos los dueños de la calle, Bullrich no tiene posibilidades de evitar los cortes”

Bueno, la semana pasada el paciente vio los primeros signos de la enfermedad en su cuerpo, vieron que la fuerza que tenían no era tal y que su sistema anti-circulatorio de los cortes ya no funcionaba como antes….de por si…no le funcionó…Esto da fin a la etapa de negación, la enfermedad ES real y no “se va a ir”, empieza la etapa de la IRA

Es clarísimo solo entrando en cualquier sitio kirchnerista o solo visitando a nuestros amigos revolucionarios de clase media, como Gabriel, que su cancherismo pasó a palpable enojo. El enojo durará unos meses más para dar lugar a la etapa de la negociación, el “Dios por favor dame un tiempo más, si me das eso voy a ser bueno/donaré dinero/te rezaré” se transformará en “Massa/Gioja/Urubey dennos otra oportunidad, les juro que vamos a ser buenos”.

Luego vendrá la depresión, probablemente con el resultado de las legislativas….el pecho en vez de inflarse por esa pasión que los motivó por años y que venía desde adentro implotará al ser remplazado por un vacío. Los amigos, o los que se supone que eran amigos, suelen soportar menos esta etapa que la del ira, dejando al chico nac&pop solo, los antiguos amigos de parranda con la que hasta hace pocos años andaban juntos lo miran con esa cara entre asco y pena, el sabe que por dentro están pensando “pobre, está enfermo”…buscan excusas estúpidas para no juntarse con el…tienen miedo a contagiarse… “traidores”

Unos meses después vendrá la aceptación “Tuve una buena vida” pasará a ser “fuimos un buen gobierno” para los revolucionarios de a pie…para los jerarcas será “bue…Ya nos choreamos todo”.

La etapa de la aceptación es buena y sana, para ellos porque terminará su estrés, para el resto del país porque es la previa a la muerte.

Ojo, no olvidar que el peronismo es una religión mesiánica de base juedeo-cristiana, la muerte no es el fin, y lamentablemente siempre hay resurrección… Espero que para el futuro el número de ateos sea mayoría o si resucita sea visto como lo que es…No un enviado para sacar a los humildes de su pobreza….Sino un zombie que viene por sus cerebros.