Los forjadores del nuevo mundo

Quedé fascinado con Stranger Things…pocas series me han conmovido tanto en los ultimos años. No solo me pareció divertida, cálida, emotiva y ágil, sino que es un producto de focus generacional que tiene un sinnúmero de detalles y guiños a adultos que fueron niños en los 80s, medios ñoños y que veían la Guerra de las Galaxias, los Goonies, Alien y ET…o sea…yo. En el estudio de mercado que hizo Netflix en la mitad de la campana de Gauss mostrando el consumidor ideal…debería salir una foto mía.

 Stranger Things, como dije previamente, no solo rinde culto al cine de los 80s sino también a su música (de forma sublime) y a su cultura. Pero hay algo más sutil, la serie entera es autoreferncial en causa y efecto, Netflix en sí no podría existir sin los niños representados por los héroes de Stranger Things. En este segundo plano se rinde culto a un héroe que nace en los 80s, los niños que participaban en las ferias de ciencias y jugaban Calabozos y Dragones, son quienes se adueñaron del mundo y cambiaron la faz de la tierra para siempre creando la sociedad interconectada la cual hoy vivimos.

 stranger-things-on-netflix

Toda sociedad, cultura o nación tiene leyendas y héroes sobre los cuales se han forjado las bases de su estructura. Rey Qin es el unificador de China, Romulo y Remo son los fundadores de Roma, el Rey Arturo es forjador de las Islas Británicas como se las conoce…¿dichos forjadores existieron? Algunos si…otros no…eso es irrelevante. La imagen del héroe, real o no, es tan importante como el héroe en sí, ya que sirve de modelo para sus contemporáneos y de base moral para sus sucesores.

 En un principio estuvieron los héroes de la divinidad, los elegidos por Dios…Moises,  Sansón, David, Jesús…luego los héroes de la realeza o feudales como el Cid Capeador…luego los forjadores de naciones…San Martin, Bolivar…en la era de los empresarios los héroes industriales randeanos a lo John Galt…en el siglo XX tenemos los héroes contraculturales a los James Dean o Marlon Brando…pero en los 80s todo cambia.

 Si ustedes quieren ver que está pasando en una sociedad hay que ver cine…David Cronenberg, Darren Aronofsky, Jean-Pierre Jeunet, Abbás Kiarostamí, Ang Lee y cualquier otro director sesudo y de culto lo pueden tirar a la basura…las películas son buenas o “sensibles”…pero no sirven para el análisis fino…para dicho análisis hay que ir a Hollywood…y entre más pochoclero…mejor.

 El mainstream siempre en una segunda capa muestra lo que está pasando o estar por pasar en una sociedad…Rocky IV predice la implosión de la Unión Soviética, las películas de terror en las que los adolescentes que tenían sexo morían primero mostraba la moralina imperante en “la mayoría silenciosa” de la era Reagan…en ese fenómeno sublimador de la cultura norteamericana que es el cine a principios de los ochenta empieza a aparecer un personaje secundario: bueno, extraño, antisocial y extremadamente inteligente…una especie de genio…el nerd aparece en escena. Generalmente era amigo del héroe contracultural  “canchero” tipo Michael Fox…a quien ayudaba mediante algun artilugio o invento para ganarle al capitán del equipo de futbol americano una novia o darle una ventaja tecnológica en una carrera de autos o competencia físca…el nerd era el as bajo la manga del héroe.

 Pero luego…el punto de inflexión…1984…La Venganza de los Nerds…un hito cultural totalmente subestimado…marca un antes y un después… la película muestra las aventuras de un grupo de nerds que hacen una fraternidad de desplazados llamada lambda, lambda, lamda para rebelarse contra las humillaciones perpetradas por la cofradía de nenes bien de una fraternidad popular …Alfa-Beta.

 d1d0697fda9d5776ed105b3403be033d.jpg

La Venganza de los Nerds es el primer caso de Nerds como personajes principales, son ellos lo que se plantan contra una sociedad que valora más los contactos y la fuerza que la inteligencia y la genialidad…los nerds toman el rol del héroe contracultural…ya no usando el “esquivar el sistema” o no cumpliendo las reglas como el héroe rebelde o canchero…sino inventando reglas nuevas con su arma de elección…la tecnología. Los nerds ya no ayudan a otro a ganar…son ellos los que vecen en la competencia y conquistan a la chica. Esta película pava y trivial sublimaba algo profundo que estaba pasando en la sociedad norteamericana…los nerds estaban empezando a dar lucha…estaba naciendo Silicon Valley….la Venganza de los Nerds es un ejemplo absurdo pero fundamental en una guerra amplia que estaba empezando…“la cabeza vs el músculo”…”la tecnología vs el statu quo”….

 Los chicos inteligentes que jugaban Calabozos y Dragones empezaron a hacer circuitos electrónicos en los sótanos y líneas de código en sus computadoras…y no solo querían cambiar el mundo…querían dinero…mucho dinero. Los industriales y empresarios rígidos clásicos solo vieron a este grupo de marginados y sus invenciones como algo inofensivo y pasajero…hoy las empresas más poderosas y que moldean el mundo pertenecen a niños nerds de los 80s.

 larry-page-and-sergey-bri-005

Nos trajeron la computadora personal, los videojuegos, los sistemas operativos y la mayor invención cultural desde la invención de la imprenta…Internet…la cual fue creada por y para ellos, teniendo la magnanimidad de dársela al mundo bajo una condición, que los “cansados gigantes de carne y acero” no interceda ni quieran cambiar su naturaleza.

 El mundo interconectado, sin fronteras y global que nos dio internet es el sueño capitalista de la oferta y demanda casí infinita, al mismo tiempo está sacando a más gente de la pobreza que el mayor de los sueños utópicos socialistas, este regalo a la humanidad de parte de estos niños de los 80s le da poder al desprotegido, al desplazado, al que menos lo tiene, es el mayor igualador de la historia…internet no tiene jerarquía…no tiene límites…no tiene clases…no tiene apellidos…hoy chico de Las Heras o Lesoto con una conexión a internet puede acceder al mismo conocimiento que uno de Bristol o Nueva York.

o_cyberspace

 Internet se hizo a imagen y semejanza de esa generación de desplazados que no estaba conforme con el sistema prexistente…por lo que Internet se hizo la creación más antisistema de la historia…los rebeldes que mueren son mártires…los rebeldes que ganan son héroes…

 El nerd devenido en héroe toma el control de la sociedad…la sociedad cambia su visión sobre el nerd…la imagen de los narigones con broncodilatadores y anteojos de marco grueso se va puliendo en el mainstream…uno mete en la cultura pop nerds, dinero y poder…los mezcla en un coctelera y lo deja decantar 25 años…y sale IronMan…Tony Stark es la visión refinada de un nerd…Tony Stark es la personificación de cerebro sobre el músculo que en su victoria fue por el dinero y las mujeres…. Tony Stark es lo que pasó en el mundo en estos últimos 30 años.

 Iron-Man-3.jpg

Afortunadamente los nerds no solo se vengaron, sino que ganaron la guerra…que nuestros héroes del silicio sean eternos…ellos nos trajeron lo que ningún héroe del acero pudo…un mundo.

 

Les dejo como corolario nuestra declaración de independencia…

Declaración de independencia del ciberespacio – Davos, Suiza a 8 de febrero de 1996

Gobiernos del Mundo Industrial, vosotros, cansados gigantes de carne y acero, vengo del Ciberespacio, el nuevo hogar de la Mente. En nombre del futuro, os pido en el pasado que nos dejéis en paz. No sois bienvenidos entre nosotros. No ejercéis ninguna soberanía sobre el lugar donde nos reunimos. No hemos elegido ningún gobierno, ni pretendemos tenerlo, así que me dirijo a vosotros sin más autoridad que aquella con la que la libertad siempre habla.

Declaro el espacio social global que estamos construyendo independiente por naturaleza de las tiranías que estáis buscando imponernos. No tenéis ningún derecho moral a gobernarnos ni poseéis métodos para hacernos cumplir vuestra ley que debamos temer verdaderamente.

Los gobiernos derivan sus justos poderes del consentimiento de los que son gobernados. No habéis pedido ni recibido el nuestro. No os hemos invitado.

No nos conocéis, ni conocéis nuestro mundo. El Ciberespacio no se halla dentro de vuestras fronteras. No penséis que podéis construirlo, como si fuera un proyecto público de construcción. No podéis. Es un acto natural que crece de nuestras acciones colectivas.

No os habéis unido a nuestra gran conversación colectiva, ni creasteis la riqueza de nuestros mercados. No conocéis nuestra cultura, nuestra ética, o los códigos no escritos que ya proporcionan a nuestra sociedad más orden que el que podría obtenerse por cualquiera de vuestras imposiciones.

Proclamáis que hay problemas entre nosotros que necesitáis resolver. Usáis esto como una excusa para invadir nuestros límites. Muchos de estos problemas no existen. Donde haya verdaderos conflictos, donde haya errores, los identificaremos y resolveremos por nuestros propios medios. Estamos creando nuestro propio Contrato Social. Esta autoridad se creará según las condiciones de nuestro mundo, no del vuestro. Nuestro mundo es diferente. El Ciberespacio está formado por transacciones, relaciones, y pensamiento en sí mismo, que se extiende como una quieta ola en la telaraña de nuestras comunicaciones. Nuestro mundo está a la vez en todas partes y en ninguna parte, pero no está donde viven los cuerpos.

Estamos creando un mundo en el que todos pueden entrar, sin privilegios o prejuicios debidos a la raza, el poder económico, la fuerza militar, o el lugar de nacimiento. Estamos creando un mundo donde cualquiera, en cualquier sitio, puede expresar sus creencias, sin importar lo singulares que sean, sin miedo a ser coaccionado al silencio o al conformismo.

Vuestros conceptos legales sobre propiedad, expresión, identidad, movimiento y contexto no se aplican a nosotros. Se basan en la materia.

Aquí no hay materia. Nuestras identidades no tienen cuerpo, así que, a diferencia de vosotros, no podemos obtener orden por coacción física.

Creemos que nuestra autoridad emanará de la moral, de un progresista interés propio, y del bien común. Nuestras identidades pueden distribuirse a través de muchas jurisdicciones. La única ley que todas nuestras culturas reconocerían es la Regla Dorada. Esperamos poder construir nuestras soluciones particulares sobre esa base. Pero no podemos aceptar las soluciones que estáis tratando de imponer. Los sueños de Jefferson, Washington, Mill, Madison, DeToqueville y Brandeis  deben renacer ahora en nosotros.

Os atemorizan vuestros propios hijos, ya que ellos son nativos en un mundo donde vosotros siempre seréis inmigrantes. Como les teméis, encomendáis a vuestra burocracia las responsabilidades paternas a las que cobardemente no podéis enfrentaros. En nuestro mundo, todos los sentimientos y expresiones de humanidad, de las más viles a las más angelicales, son parte de un todo único, la conversación global de bits. No podemos separar el aire que asfixia de aquel sobre el que las alas baten.

[…]

Vuestras cada vez más obsoletas industrias de la información se perpetuarían a sí mismas proponiendo leyes, en América y en cualquier parte, que reclamen su posesión de la palabra por todo el mundo. Estas leyes declararían que las ideas son otro producto industrial, menos noble que el hierro oxidado. En nuestro mundo, sea lo que sea lo que la mente humana pueda crear puede ser reproducido y distribuido infinitamente sin ningún coste. El trasvase global de pensamiento ya no necesita ser realizado por vuestras fábricas. Estas medidas cada vez más hostiles y colonialistas nos colocan en la misma situación en la que estuvieron aquellos amantes de la libertad y la autodeterminación que tuvieron que luchar contra la autoridad de un poder lejano e ignorante. Debemos declarar nuestros “yo” virtuales inmunes a vuestra soberanía, aunque continuemos consintiendo vuestro poder sobre nuestros cuerpos. Nos extenderemos a través del planeta para que nadie pueda encarcelar nuestros pensamientos.

Crearemos una civilización de la Mente en el Ciberespacio. Que sea más humana y hermosa que el mundo que vuestros gobiernos han creado antes.