Un dictador Rumano te recomienda qué carrera estudiar en la universidad

ceausescu-1

Cuando Ceausescu asumió elgobierno de su país, allá por 1967, Rumania estaba en los albores del régimen comunista orquestado por la Unión Soviética, en plena Guerra Fría. Europa estaba dividida por la cortina de hierro, y una nueva guerra mundial se venía venir a lo lejos.

Rumania tenía un conflicto adicional que los separaba de los demás países de la región: era muypobre. Incluso comparado con los demás bloques de la URSS, que ya de por sí eran bastantes humildes, Rumania se destacaba del resto por ser unos de los sectores más pobres del régimen comunista.Para eso, Ceausescu creyó saber la causa y la solución al problema.

Se pensaba por ese entonces, sobre todo en los regímenes de extrema izquierda, que la producción estaba ligada a la manufactura y no se podía concebir otra forma de desarrollo que no fuera por un medio de la producción en masa; no se entendía que el desarrollo venia de la innovación y no de la explotación. Por ende, la respuesta de Ceausescu para enriquecer su país y sacarlo de la pobreza fue sencilla: se necesitan más personas para producir más bienes, y así poder esparcir más riqueza en la sociedad.

El mandatario rumano empezó así con el más ambicioso proyecto desde el inicio del régimen comunista en su región. Cada pareja era obligada a cumplir con una cuota de nacimientos, y en la proporción suficiente para superpoblar cada región del país. Además, el estado se iba a decidir qué carrera estudiaría cada joven.

El plan se llevó a cabo al pie de la letra y no presentó dificultades para su ejecución. Luego de casi veinte años de haberlo implantado, en 1989, Rumania había logrado multiplicar su población. La mayoría de los politólogos, algunos años después, llegaron a un consenso muy generalizado en decir que ese fue el momento con mayor cantidad de orfanatos per cápita en toda la historia de la humanidad.

También, ese mismo año, el pueblo salió a la calle y derrocó al gobierno dictatorial, poniendo inicio a un periodo revolucionario que acabo con el régimen de extrema izquierda en toda la Unión Soviética, acabando en su totalidad con el bloque comunista unos años después.

Los sociólogos e historiadores del mundo, luego de la caída del dictador, no esperaron a que el comunismo cayera de forma definitiva para ir a Rumania e investigar cuales fueron las razones reales de la caída del comunismo.

Análisis, encuestas, ensayos; todos los estudiosos de cualquier disciplina social, fueron a Rumania para estudiar el caso, y llegaron a la misma conclusión: las personas que se levantaron para derrocar al gobierno eran jóvenes, los mismos que Ceausescu había creado para hacer de Rumania una gran nación. Además, el principal motivo de esos jóvenes para hacer la revolución no eran los problemas económicos ni la falta de libertad de expresión, como se podría haber pensado a priori. A ellos solamente les interesaba una cosa: vengarse del tipo que, según ellos, los había obligado a venir al mundo, un mundo que nos los quería pero los necesitaba.

Esa generación de jóvenes creció en el rencor y el odio. Obviamente, al no tener una familia, o padres que tuvieran a sus hijos sin la intención de querer conformar una familia bien constituida, muchos de esos chicos tuvieron infancias horribles. No carecieron de alimentos o educación, pero sí de cariño, que siempre ha sido un bien escaso en sociedades así.

Llegaron a vivir con el explicito fin de vengarse de Ceausescu, tuvieron que esperar algunos pocos años para llevar su plan a cabo. Incluso, parte de la ejecución de Ceausescu tuvo que ser televisada porque el gobierno entrante tenía miedo de quelos jóvenes no creyeran que habían dado fin a la vida del ahora ex-dictador.

Lo interesantes es que, luego de caer el socialismo e implantar un régimen capitalistas, esos chicos empezaron a estudiar lo que quisieron. Empezaron de vuelta. Ya no tenían por qué obedecer a un estado todopoderoso que decidiera por ellos.

Rumania fue unos de los países que mejor sobrellevó la transición a una nueva economía gracias a esa generación de jóvenes que decidieron empezar de vuelta. Pues, vale más y es más productivo un albañil apasionado que un ingeniero rencoroso.

Así, al igual que Rumania, vos también tenes tu propio Ceausescu. Tu familia, la sociedad, el miedo de no ganar suficiente en un futuro; todo influye a que elijas una carrera que no te gusta, en obligarte a dejar tu pasión de lado. Todo te lleva a que, dentro de algunos pocos años, te veas en el espejo y te encuentres con un ser resentido y sin libertad, un hombre pequeñito,viviendo en una dictadura en forma de vida cotidiana.

Vos sabes qué tenes que estudiar.