Poemario 2

P2 B

Salgan las palabras, surjan como gritos de monjas!.
Que digan las cosas.
No entiendo el amor, no entiendo al cielo, no entiendo el odio.
Entiendo que no entiendo, no me importa decirlo, es como cuando agarras la manteca con las manos y se derrite… se escapa. Excesos, besos, casas, lugares, ratos que me parten.
Me muero de ganas de verte!. Y carajo que esto es fuerte.

Salgan las palabras que surjan como mares tristes gritando piedad a la sal. Se rompa el lenguaje con juegos sucios entre letras. Sí, eso, que logre sintetizar todas estas lenguas de mi cuerpo, corazón y mente en chorros de tinta de esos, que hacen ternura.

Salgan los amores frenéticos, la ansiedad contenida, todos corriendo desnudos, llenando el mundo.
Que se olviden esas palabras nefastas, genocidas y vacías. Que se recuerden solo las palabras simples y necesarias te amo, te extraño, te siento.

Que la gente ya no mire al otro como si fuera un Macri sino más bien como un baño caliente con vapor de esos cuando hace mucho frio. Un café con leche sin celulares ni televisión. Mirando en fijo la voz de el, ella y todas sus variantes para no ser parciales.

Los relojes caigan de olvido retornando a cuando todo era algo ya innombrable. En un futuro que, si lo creo, nombraremos!.

 

¿Qué es The Ávila Project?