Sólo prometo…

 

 

Solo prometo un polvo de locura,
y soltarte a que vueles libre por el viento.
Si en tus sueños mi recuerdo
te trae a mí con premura,
entonces serás todo lo que quiero
en ese momento.
Y cuando hayas ahogado el ardor
de tu piel frotada en mi llanura,
te irás sabiendo que a tu cuerpo
mi estatura
resulta artera y sensible
a tu sexo
como vital alimento.