¡Più Avanti!

Ahora sí, esta vez yo (ya no mi compañero administrador que escribió aquel penoso prólogo de este poema) les traigo un poema que siempre me resultó muy motivador. Creo, como Almafuerte, que hay una dignidad que no hay que perder aún cuando todo esté perdido. Que mantener esa dignidad, es no morir jamás derrotado. Que esa dignidad, al fin y al cabo, es el buen sentido de nuestras vidas.

 

¡Più Avanti!

No te des por vencido, ni aun vencido,
no te sientas esclavo, ni aun esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya mal herido.

Ten el tesón del clavo enmohecido
que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
no la cobarde estupidez del pavo
que amaina su plumaje al primer ruido.

Procede como Dios que nunca llora;
o como Lucifer, que nunca reza;
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua y no la implora…

¡que muerda y vocifere vengadora
ya rodando en el polvo tu cabeza!

Pedro Bonifacio Palacios
(Almafuerte)