Los minions satánicos contagian sida cuando te roban los órganos

hqdefaultMiro los precios de la cerveza en un supermercado, me doy cuenta que dos latas de medio litro son más baratas que una botella de litro, agarro mi…mejor dicho…mis…packs de cerveza que duraran solo un par de días. Un hombre al lado mío de forma silenciosa veo que está llegando a la misma conclusión, cuando está por agarrar las latas su esposa le grita “No, te podes morir, las ratas hacen caca en las cervezas, comprá la botella que es más segura”… una leyenda surgida hace más de veinticinco años en Estados Unidos sobre ratas que transmitían leptospirosis mediante la orina en latas de cervezas que se transmitió inicialmente de forma oral, luego por cadenas de emails y finalmente por las redes sociales rebota por años y años de persona en persona, de computadora en computadora, de idioma en idioma hasta llegar adaptada a una versión local para ser transmitida finalmente a un esposo resignado… es algo increíble…es fantástico…un trozo de información se transmite a travez del tiempo y el espcio usando como portadores a los seres humanos y al medio más eficiente para eternizarse…una idea que lucha para no desaparecer en el tiempo.

Toda idea que se genera es transmisible como un virus de una persona a otra, algunas de forma más eficiente que otras, por eso cada conjunto de ideas consta de las mismas características evolutivas que un ser vivo, fecundidad (capacidad de reproducirse), longevidad (capacidad de persistir en el tiempo) y fidelidad en la replicación (que tanto se mantiene en el tiempo su característica inicial).

eick_arctran

En Medio Oriente un señor con problemas mentales le cuenta a otro que vio una piedra rara y linda…parecía de fuego…al receptor no le llama la atención…esa idea muere…no se reproduce. Ese mismo día un señor le cuenta a otro que un vecino de el, un tal Abraham (tambien con problemas mentales) escuchó una voz que le dijo que era Dios y que matara a su hijo…cuando lo estaba por hacer, la voz le dice que era una prueba…suena cruento…hay una enseñanza…idea es pegajosa…la idea se macera por unos cientos de años…resultado: las religiones abrahamicas. Las religiones son un gran ejemplo de casos exitosos de difusión cultural de leyendas de gran longevidad.

A mi personalmente siempre me gustaron las de gran fecundidad…una chica se va de viaje de egresados, conoce un chico…se acuesta con el..al otro día tiene un rosa negra que dice “Bienvenida al Club del SIDA”…un chico va a bailar…se levanta una chica…se acuesta con ella…al otro día está escrito en el espejo del baño con un lápiz de labios “Bienvenido al Club del SIDA”…un chico se levanta una chica en un boliche…van a la casa…toman algo…se siente mareado…se despierta en una bañera llena de hielo…le han sacado los riñones…en las puertas de los colegios hay gente que reparte figuritas con drogas…en la puerta de un estacionamiento hay gente que se sube detrás de vos con un jeringa infectada y te roba el auto…te lo cuentan…lo lees en las redes sociales…pasó ayer…pasó hace una semana…le pasó a un amigo…pero estas ideas se transmiten de persona a persona en decenas de países…hace décadas…siempre con una adaptación local…es el cuento de raíces medievales de la Caperucita…no vayas al bosque…porque está el lobo…no te acuestes con extraños porque tienen SIDA…no recibas cosas de extraños porque tienen droga…nos encanta transmitir lo que nos produce miedo y que afirma que nuestras estructuras morales están en lo correcto.

Somos meros homo sapiens sobre-evolucionados que fueron diseñados para vivir en peligro constante, podíamos ser atacados por fieras de diez veces nuestro peso y con filosas garras, estamos diseñados para vivir con un nivel de tensión y de miedo alto. Este miedo nos hizo evitar una muerte segura desde nuestros orígenes…este miedo nos ponía alerta y nos aglutinaba más con nuestros pares…transmitir este miedo era también una forma de que los demás se protejan y nos protejan a nosotros.

Ya no nos persiguen tigres dientes de sable ni hienas en la enorme sabana, nuestra vida es calma y sin sobresaltos…pero seguimos programados como hace millones de años y transmitimos el miedo, lo hacemos porque si no la angustia nos mataría…necesitamos creer que el peligro está cerca…las ideas usan esta predilección genetica por el miedo para transmitirse mejor y más rapido.

Otro punto muy interesante es el medio de transporte, estas unidades de información necesitan receptores (nosotros) y un medio para transmitirse, empezó de forma oral, luego pasó a la forma escrita (libros, revistas o billetes con plegarias a San Cayetano) y ahora encontró su medio predilecto, Internet. Las unidades de información dejan su viejo medio de transporte para pasar a uno más eficiente. ¿Cuántos billetes con rezos a San Cayetano han visto últimamente?¿Cuantos rezos han visto en muros últimamente?. Las ideas se transmiten siempre por el medio de mayor interconectividad y capacidad de replicación.

Otra forma de transmisión es de tipo parasitaria, se pegan a un fenómeno social de alto impacto para transmitirse con este…en los 80s se decía que los Pitufos eran satánicos, ahora que los Minions eran niños a los que se le hacían pruebas en los campos de concentración…todo lo nuevo y exitoso genera un mito parasitario.

imagen_listapitufos_satanicos

Nosotros expandimos nuestro lenguaje para sobrevivir, teníamos que aprender a transmitir ideas para cazar, comer, intercambiar…en ese momento..hace más de un millón de años… creamos otro ser vivo que se transmitía a través de nosotros…las ideas tienen vida propia…y nosotros somos su medio. Las ideas nos llevaron desde una cueva a conquistar el mundo y el espacio. ¿Hemos evolucionado socialmente solo para ayudar a las ideas a transmitirse más lejos y mejor? ¿Somos solo pedazos de carne que sirven de medio de transmisión de otros seres vivos etéreos que luchan por perdurar en la eternidad?

Las ideas son más poderosas que los genes…las ideas perduran más que la carne…cuando ya no existas, ni tu apellido y tus genes estén extintos en el futuro …un niño en una colonia en Marte le dirá a otro que en la puerta de la escuela reparten figuritas con droga…