Guerra

Netscape-logo-300x300

Me gusta la historia, particularmente la ultra reciente, la que está al lado del presente. Uno de los hitos más grandes de esta historia es la creación, advenimiento y popularización internet, gran parte de todo esto en UNA década, los noventa. Como todo proceso de gran impacto en la historia tiene batallas, alianzas, traiciones, héroes y villanos.

La historia en particular de la primer guerra de los navegadores es apasionante y no tiene nada que envidiarle a las grandes batallas, tiene un poco de la batalla de las Termópilas, o la destrucción de la armada invencible en su intento de invadir Inglaterra, además el camino seguido por su personaje principal, Netscape Navigator, cumple casi todo los pasos del “camino del héroe” de Joseph Campbell.

Netscape Navigator fue el primer navegador comercial, hubo un antes y después en la historia de internet (por lo tanto en la historia general) a partir del momento que con sus 23 años Marc Andreessen y su equipo desarrollaron este programa que permitía navegar páginas alrededor del mundo con la posibilidad de ver hipertexto.

Su éxito fue inmediato, por pocos dólares cualquier persona podía comprar un programa que les abriría la puerta de un nuevo mundo, la gran mayoría de las primeras computadoras personales con conexión a internet surfearon aquella despoblada red de redes con este navegador. Otras empresas siguieron con programas similares, sin mayor éxito al principio.

Millones de personas descubrían este nuevo mundo web mediante un programa que tenía N en su esquina superior izquierda, Netscape Navigator era el líder absoluto.

Tuvo socios e importantes inversores que llevaron a Netscape a cotizar en Nasdaq con una de las aperturas más exitosas de la historia. Sus creadores, en sus veintes, eran multimillonarios de la noche a la mañana, la sensación de poder absoluto engaña fácil a la gente joven….en una entrevista Brendan Eich uno socios iniciales dijo “Microsoft es un dinosaurio, es una empresa vieja, el futuro es de empresas como Netscape”… dicen que Bill Gates se enfureció de tal manera al escuchar esto que llamó a su equipo de Elite con la orden de “destruir Netscape”, los fondos serían ilimitados, el que manejara la web manejaría el futuro.

La estrategia de Microsoft Explorer fue tan eficiente como desleal: desarrollar y alcanzar a Netscape en sus adelantos y por otro lado sacar la versión de Windows 95 con el explorador incluido en el paquete básico, gratis. El market-share del navegador con la E azul empezó a crecer de forma desmesurada, las acciones de Nescape empezaron a bajar en la bolsa.

En Octubre de 1997 se hace una fiesta en Microsoft festejando la presentación del Microsoft Explorer 4.0, y nuevo líder del mercado. Envalentonados después de muchas copas los programadores de Microsoft arrancaron el logo en el jardín de su empresa, una E de 3 metros de altura, condujeron hasta las oficinas de Netscape y la arrojaron a la fuente con un cartel que decía “de parte de los muchachos de IE”. Dicen que Andreessen supo esa misma mañana que el fin se avecinaba al ver una E gigante en su fuente. En 1998 las acciones de Netscape se habían desplomado, al poco tiempo fue comprada por AOL para luego desaparecer.

En este David vs Goliat, ganó Goliat. Viendo su inminente muerte en el camino el último movimiento de Netscape fue hacer público su código fuente, su programación, quemar las naves en un último acto de agresividad hacia su ejecutor antes de morir.

A principios de los 2000 el líder absoluto y cuasi monopólico de la web era Microsoft, siendo casi el único navegador la calidad del producto disminuyó considerablemente. Para muchos, el villano de la película había ganado. En 2004 nace un nuevo explorador de código abierto, Mozilla Firefox, está basado en el código Netscape. En pocos años IE pasa de una participación de más del 80% a menos del 25%. El hijo venga la muerte de su padre, la trama se vuele shakespeareana. Yo me imagino un señor que el fin de semana en su cómoda mansión está leyendo en su sillón, una sombra sagazmente se pone a sus espaldas y le coloca un puñal en su cuello. “No se si me conoce, pero seguramente conoció a mi padre”