Sangre en el piso

Nos contamos rapido y ahí estábamos los cuatro…chichones, tajos en los labios, pómulos o cejas, pero también con nudillos cortados, señal que nuestro castigo en una pelea desigual de cuatro contra muchos en un pueblo que no era el nuestro no les había salido gratis. De pronto, entre respiraciones aceleradas, me di cuenta de algo…todos estábamos sonriendo, el dolor recién se iba a sentir al otro día, ahora era el momento en el que la euforia de la pela estaba bajando y aunque a nadie le guste asumirlo…eso da placer..ahí me empezó a rondar una idea en la cabeza que empezó hace ya unos años…

Nuestros cuerpos están programados para darnos placer con algunas cosas, está en nuestro ADN, el sexo nos da placer, es el cuerpo fomentando la reproducción de la especie, el comer cosas con alto valor energético o proteico nos parece rico, el cuerpo nos premia por recibir un buen alimento que puede darnos a nosotros, meros homo sapiens, unos días más de vida……pelear no está muy lejos de esto.

En el momento inminente de una pelea el cuerpo se prepara, volvemos a ser animales, los animales que inconscientemente tanto extrañamos ser… las glándulas suprarrenales empiezan a mandar adrenalina a todo nuestro cuerpo, se erizan los pelos, se cierran las manos, el cerebro saca poder de cálculo de su parte lógica para reaccionar más rápido, el tiempo se dilata…el primer golpe vuela por los aires…la pelea sucede…se vence…se pierde…termina…pero independientemente del resultado luego viene una especie de euforia…muy similar al placer…el cuerpo nos premia por algo…vaya a saber que…

Afortunadamente dejamos de ser simples animales para expandirnos a lo largo y ancho de la tierra, descubrimos el fuego, aprendimos a cultivar, a leer las estrellas, creamos la escritura, creamos la historia, las sociedades, los imperios, las leyes, las religiones…avanzamos…se dejaron de lado nuestras ordenes genéticas para cambiarla por órdenes de dioses, de reyes, de leyes…pero últimamente ha habido una movida de volver a escuchar a nuestros sentidos, instintos o placeres…esta nueva movida abarca la comida, la crianza, el sexo, la toma de decisiones…pero no la pelea…creo que eso es un error…. seriamos sociedades más sanas si se peleara más…Una mancha de sangre riega el piso del altiplano boliviano, el vencedor ayuda al vencido a levantarse, se abrazan, la ofrenda a la Pachamama está hecha ..es el ritual del Tinku…en otras zonas del mundo pasa lo mismo sobre arena, sobre nieve, sobre barro…sumo, waylia takanakuy, chiraje….las culturas antiguas lo saben…derramar un poco de sangre evita derramar mucha…el cuerpo quizás nos está agradeciendo eso.